22 - 10 - 2020

    La cadena de suministro no se rompe durante el estado de alarma

    ASTIC España camioneros

    La crisis sanitaria originada por el coronavirus ha puesto de manifiesto la importancia de la cadena de suministro de alimentación en España. Además del merecido aplauso que reciben diariamente los sanitarios, hay que reconocer la labor de un sector que no ha cesado su actividad para que no falte de nada en estos duros días de confinamiento.

    Miles de personas anónimas trabajan cada día para garantizar que el abastecimiento continúe y no falte comida en los hogares.

    Con la llegada del estado de alarma muchas personas temieron lo peor y las imágenes de supermercados abarrotados de gente llenando los carros de la compra se sucedieron. El Gobierno y los propios supermercados pidieron calma y tranquilidad y han asegurado que no habrá problemas de abastecimiento ni faltas de producto por las medidas tomadas para frenar el coronavirus.

    Pese a las dificultades, todos los participantes en la cadena de suministro han arrimado el hombro para salir adelante. Así pues, las organizaciones agrarias han suspendido todas sus protestas por la difícil situación que atraviesa el campo. En un comunicado informaron de que “ahora es el momento de ser prudentes y responsables, por lo que hay que poner fin a las movilizaciones”.

    A los agricultores hay que sumar los puertos españoles, que mantienen viva la actividad logística y continúan con sus labores de carga y descarga de mercancías. El peso de los puertos en la cadena de distribución de mercancías es vital, pues el 85% de las importaciones se realizan por vía marítima. Así, por ejemplo, el puerto de Málaga recibirá hasta el 30 de marzo un total de 12 buques, que arrojará un movimiento de 92.500 toneladas de producto.

    Ante esta situación, las plataformas tecnológicas de los puertos están ganando mucho peso. Desde Valenciaport, la Autoridad Portuaria de València, ha informado de que los tráficos de productos de alimentación e higiene están creciendo hasta un 40% respecto a los mismos periodos que en 2019. Además, realizan 300.000 transacciones diarias a través de su plataforma tecnológica ValenciaportPCS.

    Por su parte, las empresas de transporte, logística y transitarias siguen operando para que la cadena de suministro no pare. Es el caso de Carreras Grupo Logístico, que mantiene operativos sus más de 46 centros en España, Portugal, Francia y resto de Europa. Desde la compañía aseguran que están “entregando diariamente más de veinte millones de kilos de alimentos en los principales centros de distribución”. La empresa además ha realizado donaciones a la DGA y el Ayuntamiento de Zaragoza, al tiempo que pone a disposición de las autoridades todos sus medios y operaciones para garantizar el suministro de bienes básicos a la población.

    logistica-transporte-españa

    Y también las empresas de distribución alimentaria están operando sus plataformas y tiendas, a pesar de estas difíciles circunstancias. Y están dando muestras de solidaridad con la sanidad mediante donaciones y otras iniciativas. Carrefour ha donado ropa de cama para el hospital improvisado montado en IFEMA; Mercadona ha intensificado sus donaciones de productos alimentarios a los Bancos de Alimentos para que no le falte de nada a las personas más necesitadas y Aneccop ha donado 7.500 kilos de fruta a instituciones benéficas de Valencia, Castellón, Alicante, Murcia y Almería.

    El puerto de Santos opera con normalidad pese al coronavirus

    Boluda asegura que conservará sus servicios en Canarias