21 - 09 - 2021

    El Puerto de La Palma abre su suministro eléctrico a buques atracados

    El Puerto de La Palma abre su suministro eléctrico a buques atracados

    El Puerto de Santa Cruz de La Palma (España) ha abierto su servicio de suministro eléctrico a buques atracados, realizando su primer suministro de electricidad al ferry Volcán de Taburiente, perteneciente a Naviera Armas, el pasado día 26 de marzo.

    Se trata del único navío que integra motores adaptados para conectarse a la red. A través de esta primera operación, el recinto portuario ha podido corroborar que el procedimiento cumple con las condiciones de seguridad y prestaciones correspondientes.

    El suministro de electricidad a buques consta de un sistema de conexión eléctrica tierra-barco  en baja tensión, que permite desconectar las unidades auxiliares de los buques manteniendo todos los servicios esenciales a bordo.

    Cabe destacar que, el recinto portuario de La Palma ya cuenta con dos conexiones de este tipo, la primera se ubica en el pantalán para las embarcaciones del operador marítimo Fred Olsen, y la segunda se encuentra en la primera alineación del dique del Este, que es el que ya está operativo.  Las dos instalaciones implican una inversión superior a los 682.000 euros.

    Gracias al nuevo servicio, el enclave canario mejorará los niveles de contaminación acústica, vibraciones y de emisión de gases contaminantes. El ejemplo que marca el enclave canario es una muestra de que el sector marítimo está tomando medidas para ofrecer servicios cada vez más sostenibles.

    De hecho, la inclusión de combustibles marinos con bajas o cero emisiones de carbono resulta imprescindible a la hora de cumplir con los objetivos de emisiones que ha establecido la Organización Marítima Internacional para 2030 y 2050. En este sentido, MAN Energy Solutions ha firmado dos Memorandos de Entendimiento para el uso de amoniaco y metanol como combustibles para el sector marítimo.

    España conserva las exportaciones a Japón durante la pandemia

    San Antonio atendió dos grandes buques simultáneamente