13 - 11 - 2018

    Puerto de Valencia quiere instalar una cuarta terminal de contenedores sostenible

    Puerto de Valencia quiere instalar una cuarta terminal de contenedores sostenible

    El Puerto de Valencia (España) quiere instalar una cuarta terminal de contenedores que sea sostenible y ecoeficiente, según ha indicado la Autoridad Portuaria en las jornadas de Ingeniería Naval e Industria Marítima. En realidad, el enclave valenciano se ha posicionado como el primer puerto de España, el quinto de Europa y el 29 del mundo.

    Gracias a que la Autoridad Portuaria ha registrado grandes crecimientos en su intensa trayectoria de los últimos diez años, el enclave prevé que el tráfico se duplicará para 2050, lo cual requiere una modificación en las instalaciones para obtener más capacidad.

    Sin embargo, para llevar a cabo la construcción de la cuarta terminal, el enclave valenciano ha contado con el ejemplo de los puertos de Algeciras, Barcelona, Rotterdam y Amberes, los cuales se destacan por ser enclaves con un alto nivel de automatización, así como de poseer grandes infraestructuras portuarias.

    El proyecto tiene como objetivo mejorar la sostenibilidad con la ayuda de los recursos energéticos, al aprovechar el agua, al disminuir las emisiones y al utilizar combustibles alternativos y energías renovables. Por consiguiente, el reto del Puerto de Valencia será cumplir con dichas exigencias en todo aspecto que tenga relación con la construcción de la cuarta terminal de contenedores.

    A pesar de que la Autoridad Portuaria se encuentra entre los cinco primeros enclaves europeos, el Puerto de Valencia ha señalado que su objetivo más próximo es el de estar entre los tres primeros puertos de Europa. Por lo tanto, la autoridad portuaria tiene previsto realizar un importante esfuerzo en infraestructuras, como los corredores ferroviarios, la terminal de Fuente San Luis o el acceso norte que permitirán reducir costes.

    Consecuencias de incrementar el salario mínimo en sector logístico y de transporte

    Crucero de lujo llegó con 500 pasajeros al puerto de Arica