05 - 06 - 2020

    Cadena de suministro funciona de forma óptima mezclando tecnología con trabajo humano

    Cadena de suministro funciona de forma óptima mezclando tecnología con trabajo humano

    La cadena de suministro funciona de manea óptima al mezclar la tecnología con el trabajo humano, según indica un estudio realizado por la compañía Humanity+Tech, financiado por la firma Coyote Logistics. De hecho, el informe revela que al combinar un 60% de tecnología con un 40% de actividad humana las labores de distribución mejoran de forma considerable.

    Debido a que el mercado logístico es tan impredecible, los dos factores mencionados anteriormente deben ir unidos para garantizar el éxito. Con el fin de comprender cómo cargadores y operadores pueden mejorar sus puntos fuertes, se han analizado actividades diferentes, algunas de las cuales son más apropiadas para las personas, otras que podrían ser mejoradas con tecnología, así como labores que requieren una combinación de ambas cosas.

    Los resultados desvelan que las facilidades humanas en aspectos como, la creatividad, toma de decisiones, desarrollo de estrategias y la atención al cliente son insuperables. Cabe destacar que, el informe no ha podido clasificar ninguna función concreta en la que sería preferible apostar únicamente por la tecnología, sin intervención humana.

    Los mejores resultados en la cadena de suministro se obtienen al combinar lo mejor de ambos mundos, pudiendo adaptarse así de un modo más adecuado a los cambios en la demanda. La mayoría de los cargadores marítimos disponen de servicios en la red.

    Por consiguiente, el Consejo Marítimo Internacional y del Báltico (Bimco), es decir, la mayor asociación marítima internacional del mundo, con 2.100 miembros en más de 120 países, junto con la publicación Safety at Sea, perteneciente al conglomerado IHS Markit, han distribuido un informe técnico con sugerencias sobre ciberseguridad en el sector marítimo.

    Francia prepara un nuevo sistema aduanero inteligente para el Brexit

    Ericsson prueba la red 5G en drones