12 - 12 - 2018

    Ecommerce está cerca de convertirse en un mercado único europeo

    Ecommerce está cerca de convertirse en un mercado único europeo

    Los diferentes operadores del comercio electrónico limitan sus ofertas al lugar de residencia de los consumidores, sin embargo el ecommerce está cerca de convertirse en un mercado único europeo, en el que la geocalización no tendrá barreras. De esta forma, la Unión Europea elimina la práctica de condicionar las compras en función de la localización de los clientes.

    En realidad, el Parlamento Europeo ha puesto fin a las restricciones en las compras online por geobloqueo a partir del día de hoy. La nueva reglamentación impone ciertas obligaciones, las cuales van dirigidas a las compañías europeas que venden bienes tangibles, de servicios no protegidos por derechos de autor y de servicios facilitados en las instalaciones del proveedor o en una localización en la que opera, como entradas para espectáculos u hoteles a través de Internet.

    Respecto a las firmas de bienes tangibles, el nuevo reglamento da la posibilidad de adquirir artículos en cualquier tienda online europea sin ser bloqueado o redireccionado a otra página web, sin embargo deberá recoger el bien por sus propios medios.

    Asimismo, la normativa establece que no se podrá discriminar en cuanto al uso de medios de pago por la localización de la cuenta origen del pago, el lugar de establecimiento del proveedor del medio de pago o el lugar de emisión del medio de pago.

    El nuevo reglamento forma parte de la iniciativa Mercado Único Digital, la cual pretende facilitar a los consumidores europeos el acceso a una gama más amplia de productos y servicios en Internet, sin limitaciones geográficas. Por otro lado, el comercio electrónico va progresando con las entregas programadas, lo cual demuestra que se adapta a las necesidades de los clientes.

    Amazon bate récord en la cifra de artículos vendidos en Cyber Monday

    Kalmar entrega su nuevo vehículo reach-stacker a una terminal de MSC