28 - 09 - 2021

    Celda de combustible de amoniaco verde probada en buques

    amoniaco verde

    Los experimentos están apenas iniciándose, pero científicos del instituto alemán Fraunhofer trabajan en el desarrollo de baterías de combustible de alta temperatura a base de amoniaco verde para el transporte marítimo.

    El amoniaco es uno de los productos químicos de mayor consumo, sobre todo para fabricar fertilizante, pero igualmente actúa como vector energético. Y esta es la primera vez que se toma en cuenta como combustible en el ámbito marítimo.

    El plan del proyecto Viking Energy es que, en 2023, tome mar el primer buque con celdas de combustible de amoniaco verde.

    Como parte del proyecto ShipFC (que recibió 1 millón de euros de la UE), el Instituto Fraunhofer está colaborando con 13 socios del consorcio europeo para desarrollar la primera celda de combustible a base de amoníaco del mundo para el transporte marítimo.

    “El amoníaco se divide en nitrógeno e hidrógeno en el craqueador de amoníaco. Este último luego se quema en la celda de combustible para generar electricidad. El convertidor catalítico garantiza que no se produzcan óxidos de nitrógeno nocivos. Los únicos productos finales son el agua y el nitrógeno”, explica Fraunhofer.

     

    Drones podrían determinar las corrientes de marea

    Volvo Trucks comienza la producción de su nueva generación de camiones