El primer buque de carga totalmente eléctrico y autónomo comienza a trabajar