26 - 09 - 2020

    El biometano formará el 40% del gas empleado como combustible en 2030

    El biometano formará el 40% del gas empleado como combustible en 2030

    El uso de biometano como combustible en vehículos ya es posible en muchos países europeos. El viejo continente cuenta con un total de 4.120 estaciones de servicio de Gas Natural Comprimido (GNC), de las cuales más del 25% suministran este combustible. Este dato corresponde al 17% de todo el gas utilizado como combustible en el transporte.

    En este contexto, el 94% del combustible de Suecia es renovable. Partiendo de los cambios que se están produciendo en el sector petrolífero, la Asociación Europea de Biogás y NGVA Europe prevén que el 40% del gas empleado como combustible será biometano en 2030, que abastecerá a una flota de más de 13 millones de vehículos.

    Los datos implican una reducción del 55% en la emisión de gases de efecto invernadero asociadas a la movilidad, es decir, se llegaría a eliminar un total de 15 millones de toneladas de emisiones de CO2.

    Por su parte, Bruselas cuenta con 1,2 millones de habitantes, produce alrededor de 210 kt de residuos biológicos al año, los cuales se pueden emplear para fabricar 14 kt de gas renovable. A su vez, esta cantidad se podría utilizar para aprovisionar con GNC y Gas Natural Licuado una flota de 75.000 vehículos, con una mezcla del 40% de biometano, evitando la emisión de 85 kt de CO2 a la atmósfera.

    Por su parte, el GNL se sigue presentando como mejor opción para el sector marítimo, ya que cada vez más compañías marítimas y enclaves adaptan sus flotas e instalaciones a este combustible. Por ejemplo, el puerto de Almería (España) acondicionará varios muelles para el suministro de GNL, ya que se trata de un combustible marino que se está generalizando en el sector marítimo.

    Buques autónomos vigilarán parques eólicos offshore

    Blockchain, el arma de COSCO y Alibaba para transformar el envío global