20 - 11 - 2019

    Las medidas técnicas no bastarán para disminuir las emisiones GEI marítimas

    Las medidas técnicas no bastarán para disminuir las emisiones GEI marítimas

    Las medidas técnicas, que sólo cambian los aspectos operativos de las embarcaciones, no bastarán para disminuir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) marítimas, las cuales ha establecido la Organización Marítima Internacional (OMI) para 2030, según indica el estudio publicado por el instituto de investigación medioambiental independiente CE Delft, con la colaboración de UMAS y encargado por la Comisión Europea.

    En concreto, el informe indica el impacto de las posibles medidas que puede adoptar la OMI para reducir las emisiones GEI y alerta de que será necesario aplicar dichas medidas cuanto antes, si se quiere cumplir los objetivos a corto plazo.

    El transporte marítimo tiene que realizar muchos cambios, entre los que se destaca una reducción del 40% de las emisiones de CO2 por unidad de transporte para 2030, teniendo en cuenta el promedio de toda la flota, en comparación con los datos de 2008. Asimismo, las emisiones GEI totales del transporte marítimo ­tendrán que disminuir un 50% para 2050, indiferentemente del tipo de crecimiento que presente la actividad de transporte en el futuro.

    Por su parte, los Estados miembros han presentado diferentes propuestas, entre las que se contemplan posibles límites obligatorios de velocidad operativa, mejora de la eficiencia operativa del buque o incluso límites de potencia de propulsión. Asimismo, España, junto con Alemania y Dinamarca, proponen el establecimiento de objetivos obligatorios de reducciones para cada buque, pero dejando libertad a los armadores para decidir en cada caso las vías para alcanzarlos.

    En general, los gobiernos del mundo están obligados a introducir un intercambio electrónico de datos entre los buques y los puertos, informó la OMI en un comunicado.

    Sector del transporte marítimo confiará su futuro a la sostenibilidad y digitalización

    DP World prueba en Posorja la nube previo a su arranque