18 - 11 - 2019

    Santander City Lab desarrolla modelos de innovación tecnológica aplicados al transporte

    trafico-aparcamiento

    Santander City Lab, el centro de investigación del Ayuntamiento de Santander, la Universidad de Cantabria y Ferrovial Servicios, está realizando modelos a través de la innovación tecnológica con el objetivo de incrementar la eficiencia a la hora de prestar servicios públicos.

    En la reunión del Comité de Dirección de Santander City Lab, hasta ahora conocido como Centro de Investigación de Ciudades Inteligentes de Santander (CiCiS), participaron Iñigo Jodra, director del Centro de Competencia de Ciudades de Ferrovial Servicios; Iñigo de la Serna, alcalde de Santander; y el rector de la Universidad de Cantabria, José Carlos Gómez Sal.

    De la Serna comentó que se buscaba “que Santander avance para convertirse en una ciudad inteligente, en la que la tecnología tenga un papel activo en la prestación de los servicios”. Así mismo, el alcalde habló de la necesidad de que los servicios sean “más eficientes, ahorrando costes, al mismo tiempo”, para lo que es importante la colaboración entre sector empresarial, instituciones y equipos de investigación.

    Santander City Lab está analizando los servicios urbanos para generar los modelos analíticos que se puedan introducir posteriormente en la plataforma Smart City con el objetivo de hacerlos más eficientes a través de un cambio de modelo.

    En primer lugar, se ha realizado una fotografía de la cantidad y calidad actual de información que ofrecen los sensores instalados y se han identificado los indicadores que se pueden introducir con el fin de mejorar la prestación de los servicios.

    Íñigo de la Serna explicó que se pretende que para finales de 2015 se hayan generado los modelos analíticos. Estos modelos permitirán conocer el coste de la prestación del servicio y hacerlo más eficiente también desde el punto de vista económico.

    Además, se está estudiando las incluir cláusulas que regulen la incorporación de la tecnología en este servicio, que irían en los pliegos de condiciones para la próxima licitación del contrato de la OLA.

    En total, se han analizado 31 soluciones para la detección de vehículos, reserva de plazas y el pago de la tarifa, entre otros. Estas soluciones permitirán incidir en problemas mayores como las emisiones de gases nocivos al medio ambiente, la congestión del tráfico o el alto nivel de ruido, la dificultad para encontrar plaza libre.

    Consejo de la Mocedá (Gijón) imparte ‘Taller de Autobombo Empresarial’

    Club de Excelencia en Gestión explica mandamientos de la empresa excelente

    Deje un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.