27 - 06 - 2022

    Una carretera puede cargar coches eléctricos y preservar energía

    Una carretera provista con una novedosa tecnología es capaz de transferir energía a vehículos eléctricos que la transitan, mientras la unidad conserva la que tiene almacenada.

    Se trata de Dynamic Wireless Power Transfer (DWPT), una tecnología que permite recargar de forma inalámbrica los vehículos eléctricos cuando circulan por carriles especialmente equipados, desarrollada y probada por la multinacional de fabricación de automóviles Stellantis.

    La carretera funciona con bobinas de recarga inalámbrica para vehículos eléctricos incrustadas bajo la superficie, de modo que puedan cargarse mientras circulan, desbloqueando una autonomía ilimitada.

    Que haya en el futuro carreteras de este tipo supera la ansiedad asociada a la autonomía. Probablemente ya no se necesitarían estaciones de carga rápida.

    Otro aspecto importante de DWPT es que puede adaptarse a todos los vehículos equipados con un “receptor” particular que transfiere la energía de la infraestructura vial directamente al motor eléctrico, ampliando la autonomía y conservando la carga de la batería del vehículo.

    La prueba se realizó en el circuito “Arena del Futuro” de Chiari (Italia) con el Fiat New 500, un vehículo eléctrico de batería (BEV) equipado para probar el sistema.

    Las mediciones de la intensidad del campo magnético demostraron que no hay ningún impacto sobre el conductor y los pasajeros.

    ID Logistics se adhiere a EcoTransIT World en una apuesta por la sostenibilidad

    Acuerdo para desarrollar el primer buque alimentado por hidrógeno