06 - 06 - 2020

    Comercio electrónico incrementará el uso de la factura electrónica en sector mensajería

    Comercio electrónico incrementará el uso de la factura electrónica en sector mensajería

    El comercio electrónico incrementará el uso de la factura electrónica en el sector postal y de mensajería. Sin embargo, las compañías del mercado postal aún no han adoptado esta forma de trabajar, ya que el mercado postal ha emitido un 0% de las facturas electrónicas y ha recibido un 0% sobre un total de 181.884.086 documentos emitidos y recibidos entre 2017 y 2018, según un estudio realizado por Seres.

    Aún así, se prevé que el crecimiento del e-commerce impulse el uso de este tipo de facturación. Entre las ventajas que ofrecen las facturas electrónicas, se destaca el hecho de que ofrece una mayor seguridad, tanto a los clientes como a las compañías implicadas. Por el momento, la e-factura se emplea por los sectores de servicios e industria.

    En cuanto a cómo afronta España esta novedad, la cifra de facturas electrónicas procesadas ha aumentado un 14,92% su actividad en 2018, respecto a los datos obtenidos en 2017.Gracias a este sistema, las firmas españolas han ahorrado más de 900 millones de euros en la gestión de las facturas recibidas y 511 millones de euros en la gestión de las facturas emitidas.

    Es más, el sector postal ha disminuido en 662.145 horas la tramitación de las facturas recibidas y en 106.963 horas las emitidas, lo cual también reduce de manera significativa el impacto medioambiental al eliminarse el uso del papel.

    No cabe duda de que, esta clase de documento electrónico se ha convertido en una pieza clave para la transformación digital de los negocios. Por otro lado, el e-commerce español ha canalizado un total de 10.900 millones de euros entre enero y marzo de este año, lo que supone un incremento del 22,2% en la facturación del comercio electrónico, según indica la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

    Amazon entregará pedidos en tan sólo dos horas

    Puerto de Rotterdam ya aplica su tecnología de rastreo de contenedores