01 - 12 - 2020

    Un robot paletizador es capaz de desplazarse de forma autónoma con un AGV

    Un robot paletizador es capaz de desplazarse de forma autónoma con un AGV

    El fabricante japonés de robots Yaskawa y la compañía española experta en células de paletización Atlas Robots han desarrollado un proyecto que hace posible el que un robot colaborativo sea capaz de trasladarse hacia diferentes puntos de una línea de producción sin ningún tipo de intervención humana.

    La iniciativa consta de una célula de paletización móvil que se traslada por la fábrica gracias a un vehículo de guiado automático (AGV) perteneciente a Atlas Robots. De modo que, el robot se ubica en una plataforma firme que funciona tanto de soporte como de transporte.

    Los robots colaborativos se pueden utilizar en diferentes ámbitos, como paletizado, manipulación, y carga y descarga. Asimismo, el vehículo de guiado automático y la agilidad del robot colaborativo aportan a las células de paletizado una versatilidad enorme. Respecto al traslado de la instalación, el AGV sigue una línea trazada en el suelo, a la que se le pueden integrar nuevos códigos que el vehículo lee para tomar decisiones de movilidad. Esta autonomía permite a la célula trabajar ininterrumpidamente durante las 24h, cambiando de ubicación según se necesita.

    La base dispone de una pantalla HMI para interactuar con la instalación y seleccionar los diferentes modos de trabajo. El uso de esta herramienta es muy simple y no se necesitan conocimientos técnicos para poner en funcionamiento la célula robótica. Es más, el funcionamiento de este robot se puede cambiar en función del tipo de industria a través del acople de una mordaza adecuada para el producto a paletizar.

    La robotización es el futuro, por ello Volkswagen instalará 2.200 robots para la producción planificada de coches eléctricos en las plantas Emden, Hannover y Chattanooga.

    Volvo Trucks comienza las pruebas de los camiones de construcción eléctricos

    Javier González: “La biometría ha llegado para quedarse”