27 - 06 - 2022

    Los coches eléctricos tendrán futuro si se consolida la carga ultra rápida

    Entre la autonomía y la carga rápida de los coches eléctricos están las principales trabas de que su masificación no termine de cuajar. Claro, además de los costos de las unidades, que van en descenso.

    Pero la tecnología avanza y de a poco el sector se ha ido acercando a esa realidad. Hoy, las estaciones de carga ultra rápida para vehículos eléctricos están en auge, a medida que la adopción de vehículos eléctricos es mayor, igual lo será la necesidad de una red de estaciones de recarga rápida en los que los conductores puedan repostar sus vehículos de forma confiable.

    Pocos dudan que los coches eléctricos serán los que predominen en las carreteras de un futuro próximo, pero hay tareas por hacer.

    Hay avances, hace poco se habló de una carretera probada exitosamente en Italia, que eléctrica al vehículo mientras la transita, sin usar la reserva en batería.

    También los modelos de coches eléctricos están en constante mejora de sus prestaciones y la capacidad de sus baterías.

    Los cargadores ultrarrápidos de corriente continua (DC) son mucho más eficientes que los puntos de recarga en poste y los wallbox de corriente alterna (AC) y tardan entre 15 y 45 minutos en cargar la mayoría de los vehículos eléctricos hasta un 80%, lo que hace que la carga sea mucho más efectiva y fácil.

    Acuerdo para desarrollar el primer buque alimentado por hidrógeno

    Italia alberga la mayor planta de cargadores rápidos de ABB E-mobility