23 - 11 - 2020

    Amazon modifica su política de devoluciones para la campaña navideña

    Amazon modifica su política de devoluciones para la campaña navideña

    El gigante del comercio electrónico Amazon ha modificado su política de devoluciones de cara al próximo Black Friday y a la campaña navideña. Debido a que, la gestión de las devoluciones es uno de los aspectos más espinosos para la logística del comercio electrónico, al impedir su eficiencia, rentabilidad y sostenibilidad ambiental, la firma ha decidido mejorar en este sentido.

    En concreto, Amazon ha comenzado a ofrecer a sus clientes españoles un nuevo servicio de devolución que les dará la posibilidad de devolver sus artículos, pero sin tener que empaquetarlos o imprimir una etiqueta. En este caso, la compañía indicado que será mejor que el cliente deje el paquete en el embalaje original del fabricante, concretamente en uno de los de 2.000 puntos de conveniencia de la compañía logísitica Celeritas, donde el usuario sólo tendrá que mostrar el código de barras generado cuando se procesa la devolución.

    En estos puntos se agrupan varios artículos en el mismo contenedor, para posteriormente enviarlos al centro logístico de la multinacional norteamericana. Gracias a este pequeño cambio, la compañía consigue disminuir la cantidad de trayectos que normalmente se hacen para recoger los productos no deseados.

    Otro beneficio que aporta la nueva política es que, Amazon genera menos emisiones contaminantes y proporciona una solución eficiente y escalable, tanto para el sector de última milla como para la logística inversa en el segmento del comercio electrónico.

    Se estima que los consumidores gastarán una media de 240 euros en las campañas del Black Friday y Cyber Monday, de los cuales 160 euros corresponderán a la primera fecha y los 80 euros restantes se invertirán en la segunda fecha, según indica un informe realizado por Webloyalty.

    Gamma Wopla diseña un embalaje que sustituye las cajas de cartón

    Buques grúa de Heerema usarán energía limpia