14 - 05 - 2021

    Ya se puede pedir el SKA, un coche volador

    aska

    ASKA es un coche volador, plegable y eléctrico que ya puede ser ordenado a NFT Inc., la startup israelí/estadounidense centrada en la movilidad del futuro que lo creó.

    El vehículo está legalmente homologado para la calle, pero además tiene despegue y aterrizaje vertical (eVTOL), lo que permite al conductor circular por las carreteras de la ciudad o por el aire.

    Con el tamaño de un SUV, ASKA se distingue de otros vehículos gracias a su cabina en forma de gota de agua que le permite llevar hasta cuatro personas. La cola de seis cilindros y el sistema de elevación eléctrico le ayudan a despegar y aterrizar verticalmente.

    ASKA, que significa ‘pájaro volador’ en japonés, es impulsado por motores eléctricos y es equipado con un extensor de autonomía. Puede alcanzar velocidades de hasta 241 km/h y tiene una autonomía de 402 kilómetros mientras vuela. Cuando circula por las calles de la ciudad, puede alcanzar una velocidad máxima de unos 112 km/h.

    Y otra diferencia significativa: ASKA no necesita desplazarse a una terminal aérea para pasar al modo de vuelo, ya que el conductor sólo tiene que encontrar un espacio lo suficientemente amplio para que el vehículo abra sus alas y palas del rotor.

    Barcelona, primera ciudad en señalizar metro y los autobuses con etiquetas inteligentes

    Banco Mundial quiere reemplazar el GNL en el transporte marítimo