24 - 02 - 2020

    AIDA Cruises dispondrá de energía eléctrica gracias al uso de baterías a bordo

    AIDA Cruises dispondrá de energía eléctrica gracias al uso de baterías a bordo

    La compañía de cruceros AIDA Cruises, perteneciente al Grupo Costa, ha llegado a un acuerdo de cooperación con el proveedor de baterías marinas Corvus Energy, uno de los más importantes del sector en este campo, para llevar a cabo un proyecto piloto de instalación de baterías marinas a bordo de uno de sus barcos en 2020.

    El propósito de la alianza es la instalación de sistemas de baterías a bordo de uno de los barcos de la flota, por lo cual AIDA Cruises se convertirá en la primera naviera del mundo en llevar a cabo un proyecto de electrificación. No se trata de la única embarcación que incorporará dicha novedad, sino que la naviera quiere instalar más baterías en otros cruceros.

    En concreto, el plan cuenta con la colaboración de firmas, como ABB y Siemens. Entre las medidas que implica el cambio de energía de propulsión, se destaca que Corvus Energy tendrá que equipar un barco AIDA con un sistema de almacenamiento de baterías de iones de litio hasta el verano de 2020.

    El uso de otras energías aporta muchos beneficios, “gracias al uso de esta tecnología, la eficiencia de la operación del barco se incrementará significativamente y se disminuirá el consumo de combustibles fósiles”, según explica la naviera. Es más, la naviera también está investigando las posibilidades de producir gas licuado libre de CO2, partiendo de fuentes renovables o el uso de pilas de combustible en la industria de cruceros.

    El sector marítimo está ampliando sus horizontes al introducir nuevas tecnologías en las operaciones diarias, por ejemplo el Puerto de Barcelona (España) está planeando electrificar sus muelles para que estén listos entre 2025 y 2027. Se trata de un proyecto que prevé una inversión de 61 millones de euros, según ha explicado la Autoridad Portuaria a Europa Press.

    ¿Automatización en logística? ¿Cuándo?

    Digitalización no debe sustituir a humanos en operaciones marítimas