22 - 09 - 2020

    Una batería “eterna” alimentada con desechos nucleares

     

    bateria de diamante de desechos radioactivos

    Los primeros resultados de las pruebas a una hipotética batería, que puede ser real en el futuro próximo, arrojan cálculos de ciencia ficción: 9 años de duración para los teléfonos móviles y un siglo para coches eléctricos. Si es el caso de un marcapasos, tendría una vida útil de 28.000 años.

    La desarrolla Nano Diamond Battery (NDB), una compañía con sede en California que dice haber obtenido exitosos resultados. La clave de sus revolucionarias baterías son los residuos nucleares radioactivos.

    Hay cantidades masivas de desechos nucleares sobrantes de las instalaciones de las plantas nucleares, extremadamente tóxicos, pero pueden ofrecer energía durante miles de años.

    NDB dijo en un comunicado que puede utilizar estos residuos de forma segura para generar energía en sus nano baterías de diamante. Su manufactura parte del reciclaje del grafito de los reactores de las centrales nucleares, de las partes como el moderador y el refractor, que han absorbido radiación. Y se convierten en materia prima para las baterías, que sin tratarlas adecuadamente son residuos nucleares de alto grado, es decir, peligrosos, difíciles y caros de almacenar, pero con una vida útil muy larga.

    El grafito radiactivo es rico en radioisótopo de carbono 14. Entonces, NDB lo toma, lo purifica y luego lo compacta para crear pequeños diamantes de carbono 14.

    ENEOS y JERA abren una nueva estación de hidrógeno en Tokyo

    ECS 360 Logistics lanza Smartlink, una plataforma digital para la logística retroactiva