21 - 10 - 2021

    Volkswagen crea una cadena de suministro sostenible para el reparto de baterías

    El Grupo Volkswagen ha creado una cadena de suministro sostenible para el reparto de baterías, pertenecientes a dos modelos de sus vehículos eléctricos. Las operaciones de envío se realizan desde la planta de Zwickau, pasando por Brunswick hasta la factoría de Sajonia. La cadena se ha diseñado pensando en mejorar la sostenibilidad, por lo que utiliza vehículos menos contaminantes y un sistema automatizado para descargar las baterías de trenes entrantes. Gracias a estas medidas, la compañía espera disminuir las emisiones de dióxido de carbono en unas 11.000 toneladas al año. A la hora de proporcionar las baterías desde las instalaciones del proveedor en Wroclaw, el trayecto se realiza por ferrocarril, en trenes gestionados por DB Cargo con electricidad de fuentes renovables, hasta llegar a la planta de la compañía en Brunswick. Una vez allí, las baterías se bajan de forma automática y se vuelven a unir para cargarse en convoyes en un proceso automatizado, siendo enviados a Zwickau con trenes que circulan a base de energía eléctrica de fuentes renovables. Respecto al último tramo de la cadena entre la estación de carga y descarga en Harvesse y la fábrica en Brunswick, los contenedores de envío se cargan en camiones eléctricos. Cabe destacar que, los sistemas de carga y descarga de Zwickau y Brunswick son capaces de vaciar y volver a cargar el tren en unas cinco horas con un gran nivel de automatización. La electricidad se ha presentado como la solución perfecta a la hora de reducir la contaminación en el sector logístico. No obstante, existen otras fuentes que también aportan beneficios. Por ejemplo, Hyundai ha avanzado en la producción de camiones propulsados por hidrógeno, al entregar un total de siete camiones a clientes de Suiza.

    El Grupo Volkswagen ha creado una cadena de suministro sostenible para el reparto de baterías, pertenecientes a dos modelos de sus vehículos eléctricos. Las operaciones de envío se realizan desde la planta de Zwickau, pasando por Brunswick hasta la factoría de Sajonia.

    La cadena se ha diseñado pensando en mejorar la sostenibilidad, por lo que utiliza vehículos menos contaminantes y un sistema automatizado para descargar las baterías de trenes entrantes. Gracias a estas medidas, la compañía espera disminuir las emisiones de dióxido de carbono en unas 11.000 toneladas al año.

    A la hora de proporcionar las baterías desde las instalaciones del proveedor en Wroclaw, el trayecto se realiza por ferrocarril, en trenes gestionados por DB Cargo con electricidad de fuentes renovables, hasta llegar a la planta de la compañía en Brunswick.

    Una vez allí, las baterías se bajan de forma automática y se vuelven a unir para cargarse en convoyes en un proceso automatizado, siendo enviados a Zwickau con trenes que circulan a base de energía eléctrica de fuentes renovables.

    Respecto al último tramo de la cadena entre la estación de carga y descarga en Harvesse y la fábrica en Brunswick, los contenedores de envío se cargan en camiones eléctricos. Cabe destacar que, los sistemas de carga y descarga de Zwickau y Brunswick son capaces de vaciar y volver a cargar el tren en unas cinco horas con un gran nivel de automatización.

    La electricidad se ha presentado como la solución perfecta a la hora de reducir la contaminación en el sector logístico. No obstante, existen otras fuentes que también aportan beneficios. Por ejemplo, Hyundai ha avanzado en la producción de camiones propulsados por hidrógeno, al entregar un total de siete camiones a clientes de Suiza.

    El Puerto de Castellón destinará 21 millones de euros a su estación intermodal

    El puerto de Santander, escenario para la presentación del buque Galicia