El buque tanque de combustible Alexander Spirit ha vuelto a llegar a costas australianas con su nueva tripulación a bordo después de que la anterior tripulación de la nave fuera despedida el pasado mes de julio.