La Asociación Nacional de la Industria del Prefabricado de Hormigón (ANDECE) confirma unas nefastas cifras en marzo 2020. Puede estar en riesgo su evolución futura con 14.700 empleos directos registrados en la industria.