Según la asociación, en poco más de una década, España no contará con conductores de camiones que quieran responder a la oferta de empleo del sector.