Hace unos días tuvo lugar la ceremonia de despacho de la sección del casco del que será el segundo portaaviones de la clase Queen Elizabeth, último buque que será construido por BAE Systems en Portsmouth antes de cerrar las instalaciones de forma definitiva.