Perú quiere reducir su brecha en infraestructuras de transporte y en la denominada infraestructura virtual respecto a otros países de su entorno. La Agenda de Competitividad aprobada hace unos meses es la que está marcando el ritmo de trabajo.