Argentina tiene una empresa que se ha dedicado en los últimos años a recuperar buques abandonados o en malas condiciones. Desde 2014, cuando Red Chamber Argentina tomó en arrendamiento la flota y la planta de la ex Alpesca, todos los barcos inutilizables.