Las aduanas de El Salvador están realizando cobros indebidos al aplicar una tarifa de 18 dólares (16,5 euros) a empresas que están moviendo su carga dentro del país. Las asociaciones empresariales han denunciado la situación.