Los economistas han anunciado una bajada en sus proyecciones de crecimiento de la economía argentina. Los expertos creen que la economía del país se contraerá un 1,76% a lo largo del año, con una inflación del 9,23%.