La Fundación Valenciaport (España) se convierte en la primera escuela ferroviaria vinculada a un puerto tras presentar su primer programa para la obtención conjunta de la Licencia de Maquinista y el Diploma de Conducción.