Los camioneros bolivianos, a través de la Cámara Boliviana de Transporte Nacional e Internacional se han declarado en estado de emergencia para hacer frente a la nueva propuesta de regulación del gobierno.