El Gobierno de Panamá anunció que presentará ante el Congreso de Diputados un proyecto de ley para que la evasión fiscal a partir de 300.000 dólares pase a ser delito en el país.