El grupo alemán fabricante de tarjetas inteligentes y de papel de monedas Giesecke & Devrient (G+D) ha facturado un total de 2.100 millones de euros en el primer trimestre del año, incrementando un 4% sus beneficios respecto a 2016.