El Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) tendrá una línea de tren de carga que se encargará de transportar el escombro resultante de las obras de construcción de esta nueva infraestructura hacia su destino final.