La Autoridad Portuaria de Huelva (España) ha pedido al Gobierno la habilitación de las instalaciones como frontera Schengen ante la posibilidad de que empiecen a funcionar nuevas líneas marítimas regulares con terceros países, tanto de mercancías como de pasajeros.