Reservas hechas en Happycar en invierno certifican que las empresas de coches de alquiler mantienen una guerra de precios en los principales destinos de la costa Mediterránea, incluyendo las Islas Baleares.