La naviera surcoreana Hanjin Shipping podría vender su participación en el operador marítimo H-Line Shipping. Los problemas financieros están obligando a Hanjing Shipping a tomar medidas para reestructurar el negocio.