Autoridades keniatas y estadounidenses han llevado a cabo una operación conjunta que ha dado lugar a la incautación de droga y armas en un buque de la compañía Höegh Transporter en el puerto de Mombasa (Kenia).