Irún se ha sumado a las ciudades españolas que ya cuentan con una línea de autobuses eléctricos propia, convirtiéndose además de este modo en la primera del País Vasco en contar con esta opción para quienes se trasladan en estos medios de transporte.