La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ha animado a Estados Unidos a que contribuya al crecimiento global con una acción más decidida de las economías del mundo, advirtiendo que los riesgos a la baja están aumentando.