Los avances en el ámbito de la energía solar han permitido que se obtenga electricidad a partir de la luz invisible.