El intenso oleaje que han registrado las costas donde se asienta el puerto de San Antonio obligó el desvío de al menos cuatro buques a Valparaíso.