La tendencia de los coches eléctricos es ya imposible de detener, y es por eso que seguimos viendo a muchas de las principales automotrices del mundo apostando por este segmento.