A bordo del buque MV Toledo llegaron al puerto de Manta los primeros seis vagones para el Metro de Quito, que se construye en la capital ecuatoriana. Fueron embarcados en el puerto Santander, España.