Problemas logísticos en los principales puertos de México ha ocasionado que unos 20 mil vehículos de exportación queden varados en los patios de contenedores, además de alzas en costos por hasta 250 millones de dólares.