Los Puertos de Barcelona y Tarragona (España) están negociando su entrada en la entidad que administra la Terminal Intermodal de Monzón (TIM), con el objetivo de aumentar sus tráficos con esta plataforma.