Al reducirse la demanda de contenedores en octubre, las tarifas en la ruta Transpacífico suelen caer, pero este año se prevé una diferencia notable, ya que la escasez de contenedores en Asia está lejos de terminar.