Bolivia y Brasil han llegado a un acuerdo para que el país andino pueda tener una salida al océano Atlántico a través del puerto brasileño de Paranaguá. Las negociaciones entre ambos países se han extendido desde hace 25 años.