La cadena de supermercados estadounidense Walmart ha probado la entrega productos perecederos con repartidores independientes a la compañía. De esta manera, el uso de tecnologías para racionalizar los servicios de última milla para pedidos de comercio electrónico permite ampliar a productos perecederos.