La Asociación de Transporte Internacional por Carretera (ASTIC) y la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), denuncian que las petroleras se están beneficiando de la caída de los precios del petróleo que les ha producido un aumento sustancial de sus márgenes brutos.