Cuatro nuevos buques tanqueros se sumarán a la flota de Petrobras para el transporte de petróleo desde plataformas en el mar, desde donde la estatal brasileña hace unos 1.800 envíos al año.