La plataforma de comercio electrónico Amazon vigilará la venta de artículos falsos con su iniciativa Project Zero. Se trata de un plan que busca evitar las falsificaciones de productos, así como asegurar que los clientes recibirán productos auténticos cuando compran en la marketplace.